Resumen:
     El presente estudio pretende establecer la prevalencia de consumo de bebidas alcohólicas en un grupo de jóvenes estudiantes, determinando el sexo y edad de comienzo de consumo, el tipo de bebida, quienes llegaron a la ebriedad, si conocen los efectos nocivos del alcohol  y la asociación entre el consumo de cigarrillos y alcohol.

     Se realizó un estudio epidemiológico observacional en el que se encuestaron a 1059 alumnos, de ente 14 y  20 años; de los cuales 47 % eran del sexo masculino y 53% del sexo femenino. 

Del total de la población, 69,5% de jóvenes consumían bebidas alcohólicas.
     El dato mas interesante fue que en el 45,7% la edad de comienzo del consumo en ambos sexos fue a los 15 ± 1 año y el 19,4% fue a los 14 ± 1 año.
     El 92,1% refirió beber en grupos y los lugares donde se lleva a cabo este consumo son en la gran mayoría en fiestas (53%).
     El tipo de bebida que mayormente consumen son: cerveza 53,9% y sidra 47% y solo el 14% manifestaron haber llegado a la ebriedad al menos una vez.
    
A su vez el 83,1% refirieron conocer los efectos nocivos que el alcohol genera en el organismo y dentro de estos las mujeres mas que los hombres.

     Cuando se analizo la relación entre el tabaco y el alcohol se observo que solo el 24% de los jóvenes que consumían alcohol también tenían el hábito de fumar, con un mayor consumo por parte del sexo masculino.
Palabras Claves: adolescente, alcohol, femenino, cigarrillo.

Summary:
     The present study tries to establish the prevalence of alcoholic drinks consumption in a group of young students, determining the sex and age of consumption beginning, the type of drink, if they arrived at the ebriedad, if they know the injurious effects of alcohol and asociation  between the consumption of cigarettes and alcohol.
     An epidemiologic observational study was made with 1059 students,  of 14 to 20 years, of which 47% were of masculine sex and 53% of feminine sex.
     Of the total of the population, 69.5% of young people consumed alcoholic drinks.
     The interesting data  was that in 45.7% the age of beginning of the consumption in both sexes was to the 15 ±  1 year  and 19.4% was to the 14 ±  1 year.
     The 92.1% referred to drink in groups and the places where it is carried out this consumption are in the great majority in celebrations (53%).
     The types of drink that mainly consumed were beer 53.9% and cider 47%; and 14% at least once declared to have arrived at the ebriedad.
     As well 83.1% referred to know the injurious effects that the alcohol generates in the organism and within these the women more than men. 
     When it was analyzed the relation between the tobacco and the alcohol was observed that only 24% of the young people who also consumed alcohol had the habit to smoke, with a greater consumption on the part of masculine sex.
Key words:  adolescent, alcohol, feminine, cigarette. 

Introducción
     El alcoholismo, a diferencia del simple consumo excesivo o irresponsable de alcohol, ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o psicológico, o un comportamiento  inadaptado. El alcoholismo ha pasado a ser definido recientemente, y quizá de forma más acertada, como una enfermedad compleja, con todas sus consecuencias. Se desarrolla a lo largo de años, los primeros síntomas, muy sutiles, incluyen la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influye poderosamente en la elección por parte del enfermo de sus amistades o actividades. El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que modifica el estado de ánimo, y menos como una parte de la alimentación, una costumbre social o un rito religioso. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.(1-3).
     Según la OMS “son alcohólicos aquellos que beben en exceso y cuya dependencia ha alcanzado un grado tal, que determina la aparición de visibles perturbaciones interpersonales, físicas y del inadecuado funcionamiento social y económico.”(2-4)
     El alcohólico se caracteriza por depender del alcohol, tanto física como psíquicamente, y la incapacidad de detenerse o abstenerse. La falta de la bebida provoca síntomas de abstinencia.(5).
     Es importante diferenciar entre una intoxicación aguda (embriaguez) y el alcoholismo como dependencia del alcohol. Un período aislado de embriaguez no hace a un sujeto alcohólico.
     Ordinariamente, el consumidor fuerte de alcohol "aguanta más" (tolera) que la persona que no acostumbra a beber. En ésta aparecerá más rápida y fácilmente la borrachera. Pero también se da el caso de alcohólicos en grados avanzados que con una cantidad reducida de alcohol manifiestan signos de embriaguez.(6,7).
     A pesar de que el alcoholismo afecta mayormente a los adultos, su consumo en los adolescentes es cada vez más preocupante.
Los objetivos del presente trabajo son:
1.    Determinar la prevalencia del consumo de alcohol en un grupo de jóvenes estudiantes teniendo en cuenta el sexo y la edad de comienzo del consumo.
2.    Reconocer el tipo de bebida que consumen con mayor frecuencia.
3.    Identificar aquellos jóvenes que llegaron a la ebriedad.
4.    Establecer si los jóvenes conocen los efectos nocivos del alcohol para el organismo.
5.    Determinar la relación entre el consumo de cigarrillos y la ingesta de alcohol.

Materiales y Métodos
     Para cumplir los objetivos propuestos, se realizó un estudio epidemiológico observacional llevado a cabo en  cuatros escuelas de nivel secundario (dos colegios de ubicación céntrica y dos colegios de ubicación periférica) de nuestra ciudad.
     Para el mismo se diseño una encuesta que fue contestada en forma anónima y voluntaria por alumnos del y 3º año del ciclo polimodal, cuyo rango de edad iba desde los 14 a los 20 años. La encuesta se realizó en el período comprendido desde mayo del 2.004 hasta agosto del mismo año.
     Los contenidos del cuestionario se detallan en el cuadro siguiente: 

-  Edad
-  Sexo
-  ¿Consume bebidas alcohólicas?
-  ¿Desde qué edad comenzó a beber alcohol?
-  ¿Con qué frecuencia bebe?
-  ¿Qué tipos de bebidas consume?
-  ¿Llegó o llega con frecuencia  a la ebriedad?
-  ¿Bebe solo o en grupo?
-  ¿Conoce los efectos nocivos del alcohol para su organismo?
 -  ¿Fuma?
     Una vez completadas las encuestas, los datos fueron volcados a una base de datos y posteriormente procesados con el programa EPI INFO 6.04.
     Para el análisis estadístico se utilizo la media, el desvió estándar y la prueba del Chi cuadrado considerando como significativo una p < de 0,05.

Resultados
     Se encuestaron en total 1059 estudiantes, la edad promedio de la población fue de 16 ±1 año; de los cuales 496 (47 %) eran del sexo masculino y 563 (53%) del sexo femenino. Ver figura Nº 1.
     Del total de la población, 736 (69,5%) jóvenes estudiantes consumían bebidas alcohólicas (369 mujeres y 367 varones), el resto de la población no.
     Un dato llamativo y probablemente el mas interesante fue que en el 45,7% (484 estudiantes) la edad de comienzo del consumo en ambos sexos fue a los 15 ± 1 año y en el 19,4% (205 estudiantes) fue a los 14 ± 1 año. Ver figura 2. 
     Otro dato para destacar es que el 92,1% (666 estudiantes) refirió beber en grupos y los lugares donde se lleva a cabo este consumo son en la gran mayoría en las fiestas (53%).
     El tipo de bebida que mayormente consumen son: cerveza 53,9%; sidra 47% y en menor medida, vino y mezclas.
     Solo el 14% (149 estudiantes) manifestaron haber llegado a la ebriedad al menos una vez.
     Otro dato interesante es el hecho que el 83,1% (879 estudiantes) refirieron conocer los efectos nocivos que el alcohol genera en el organismo y dentro de estos las mujeres mas que los hombres, lo que revelo una diferencia estadísticamente significativa (p< 0,05).
     Cuando se analizo la relación entre el tabaco y el alcohol se observo que solo el 24% de los jóvenes que consumían alcohol también tenían el habito de fumar, además es de destacar que al comparar entre ambos sexos la relación entre el consumo de alcohol y el habito de fumar se observo un mayor consumo por partes de los jóvenes de sexo masculino, hallándose una diferencia estadísticamente significativa (p<0,01).

Discusión:
     En el presente trabajo se observó que el consumo de bebidas alcohólicas en nuestro medio se inicia en edades tempranas de la vida, entre los 14 y 15 años. Esto puede atribuirse en parte a que a esa edad generalmente los jóvenes comienzan a dar inicio a sus salidas nocturnas, comienzan con la búsqueda de los ídolos donde la televisión, la moda, los amigos, etc. son los que llevan a éstos al consumo temprano del alcohol.
     El consumo de bebidas alcohólicas es mayor en grupo, sobre todo en fiestas, con predominio del consumo de cerveza y sidra.
     En la población estudiada no se encontró una fuerte relación entre el alcoholismo y el tabaquismo, siendo que solo una parte de los jóvenes que consumían alcohol además tenían el habito del tabaquismo pero es de destacar que entre estos últimos existe una clara tendencia a favor del sexo masculino.
     Un dato contradictorio a tener en cuenta en este trabajo es que aun cuando la gran mayoría de los jóvenes conoce los efectos nocivos que genera el alcohol en el organismo; la mayoría de ellos consume algún tipo de bebida alcohólica, esto podría deberse en parte a la temprana edad de inicio en este habito, a la falta de información en los hogares y a una sociedad que lo permite.
     Muchos de nosotros recordamos aquellas estrofas del poeta cuando evocaba: "Juventud, divino tesoro. Te vas para no volver..."
     La juventud es una etapa muy importante de la vida en la que hombres y mujeres se van descubriendo en forma espontánea y rápida a ellos mismos. Algunos lo hacen sin grandes tropiezos, avanzando en la formación de la personalidad que les permitirá ser, ya mayores, gente útil a la sociedad de la que formarán parte.(7,8).
     Otros, en cambio, no tendrán tan feliz destino y se verán acorralados por circunstancias poco favorables y a veces tristes, estos últimos serán personas de alguna manera predispuestas tempranamente al alcoholismo.
     Actualmente en el mundo que nos toca vivir, está demostrando que el alcoholismo ya se ha instalado con vigor en la juventud, sumiéndola en cruentas circunstancias que, años atrás, estaban reservadas a gente de mayor edad.(9,10).
     También estamos asistiendo a la triste evidencia de que el alcoholismo ya ha dejado de ser una cosa propia y casi exclusiva del sexo masculino. Hoy son muchas las mujeres que lo padecen y, entre ellas, la franja que incluye a las jóvenes se muestra sin ningún disimulo.
     Cifras estadísticas indican que nuestro país tiene más de 1.265.000 alcohólicos mayores de 16 años y más de 800.000 menores, entre 12 y 15 años que ya consumen alcohol regularmente.
     En la provincia de Buenos Aires la encuesta anual realizada por la Spadla el año último arrojó que el 75% de los bonaerenses comienza con las bebidas alcohólicas antes de los 18 años, lo que estaría hablando de que en nuestro medio este flagelo se da en edades mas tempranas y eso es alarmante para nuestra sociedad futura.

Agradecimientos:
     A nuestro asesor el Dr. Jorge Ojeda y por su apoyo técnico a la Dra. Alejandra Barrios.

BIBLIOGRAFIA

1.     Schuckit M, Alcohol y Alcoholismo. En: Fauci A, Braunwald E, de Harrison Principios de medicina interna. 14ta ed. Madrid: Mac graws-Hill Interamericana, 1996: vol 2: 2850-2856.
2.     Hobbs W, Rall T, Verdoorn T. Hipnóticos y sedantes; Etanol. En: Goodman & Gilman, Las bases farmacológicas de la terapéutica, 9na ed. Texas:  Mac graws-Hill Interamericana, 1996: vol.1: 411-417.
3.     Velásquez de Pabón E. Alcoholismo. En: Toro R y Yepes L. Fundamentos de Medicina: Psiquiatría. 3ra  ed. Texas: MC Graw-Hell Interamericana, 1997: 67-80.
4.     González Menéndez R. Cómo librarse de los hábitos tóxicos, guías para conocer y vencer los hábitos tóxicos provocados por el café, tabaco y el alcohol. Rev. Cubana Med. Gen. .Integr., 1995: 11(3):253-84.
5.     Mazzaro B. Alcoholismo. Revista del hospital psiquiátrico San Francisco de Asis. Corrientes, 1997: Vol. 1: 5-11.
6.     Oliva Agüero C. Alcohol? Claro que no. Educación. Buenos Aires, 2001: Vol.102: 44-6.
7.     Paris M, Cerda S. Intoxicaciones más frecuentes: Alcohol. En: Meneghello R.  Pediatría. 5ta ed. Buenos Aires: Panamericana, 1997: Vol 2 .2654-5. 
8.     Hales R, Yudofsky S. Trastornos por uso de alcohol y otras sustancias psicoactivas. Tratado de Psiquiatría.2da ed. Buenos Aires: Ancora S.A, 1998:62-70. 
9.     López J, Antolín N, Barceló M, Pérez M. Consumo de alcohol en los escolares de un área de salud: hábitos y creencias. Atención Primaria. Buenos Aires, 2001: Vol. 27:159-65.
10.  González R. Alcohol y otras drogas. Adiciones. Santiago de Cuba: Edith Oriente, 1998:Vol 25: 27-30.

Figura Nº 1. Distribución por sexo de la población estudiada de la Capital de la provincia de Corrientes (período comprendido entre Mayo y Agosto del 2004).


Figura Nº 2. Distribución de acuerdo a la edad de comienzo del consumo de bebidas alcohólicas de la población estudiada de la Capital de la provincia de Corrientes.(período comprendido entre Mayo y Agosto del 2004).



 Figura Nº 3. Relación entre el hábito del tabaco y el alcohol según sexo de la población estudiada de la Capital de la provincia de Corrientes (período comprendido entre Mayo y Agosto del 2004).